EL FRENTE POR LA FAMILIA NO SOLAMENTE ES DISCRIMINATORIO, SINO IGNORANTE E HIPÓCRITA.

En este mes se han llevado a cabo dos de las principales marchas que se han visto en este país en décadas: la Marcha por la Familia y su contra-parte. Por algunos días pensé en mantenerme alejado de las publicaciones ya que la mayoría de mis contactos en redes sociales, mi familia, y conocidos estuvieron a favor de la Marcha por la Familia aunque yo no lo estuviera. Sin embargo, ante la gran cantidad de argumentos que he encontrado en las redes no me queda más que aclarar algunos puntos que espero favorezcan a su debate:

En relación a la importancia de la familia para la sociedad: La familia no siempre está compuesta por mamá – papá e hijos, ni siquiera en la Iglesia Católica ya que hay ocasiones en los que los papás se divorcian, alguno fallece, las tías o abuelitas viven junto con la pareja y los niños, entre muchas otras circunstancias.


En relación a los efectos de matrimonios homosexuales sobre el desarrollo de los niños: Se ha utilizado como otro argumento el que el desarrollo de los niños bajo una familia homosexual es menor al de los niños que crecen sobre matrimonios heterosexuales. Sin embargo, 74 de 78 estudios concluyen que no existen diferencias en el desarrollo, y los 4 que tienen resultados positivos han sido realizados por think tanks o personas relacionadas a la Iglesia Católica. Lo que sí han mostrado los estudios es que puede haber efectos sobre el desarrollo si los niños crecen sin padres, bajo relaciones conflictivas o cuando los padres se separan. Por lo que podemos concluir que lo importante para el desarrollo es contar con un núcleo familiar de amor, sin importar el sexo de los padres.


En relación a la legislación del estado:

El principio de la mayoría: Las personas que han estado a favor de la legislación por la familia argumentan que el Gobierno tiene la obligación de hacerles caso por ser una mayoría, utilizando como prueba la cantidad de personas que convocaron a las marchas. Sin embargo, creer que algo es correcto por la cantidad de personas que lo apoyan es de los peores errores de la historia, de hecho, es la causa de la mayoría de guerras y divisiones, tan solo piensen en la Alemania Nazi o los Gobiernos Fascistas. El principio de la mayoría proviene de un criterio para establecer lo que es mejor para la sociedad, sin embargo, cuando se violan los derechos humanos de una minoría se rompe con la lógica del argumento.


El estado laico: Utilizar como argumento que la mayoría de la población es católica es violar con el principio de laicidad del estado Mexicano. Un estado laico es uno de los pilares de un estado liberal, aquel que respeta las libertades personales de las personas siempre y cuando no atenten contra las demás. Si deseas que el estado intervenga sobre la vida personal de las personas estás apoyando a un modelo de estado autoritario en el que el gobierno interviene en la vida personal de las personas, donde de hecho se violan principios democráticos. Si se apoya a un estado autoritario se debe de estar de acuerdo con el modelo Nazi, el califato musulmán, y se debe de detener la hipocresía. ¡El estado como regulador de la vida personal es violar la libertad! Si estás a favor de la marcha por la familia no te puedes quejar de los límites a la libertad de expresión, de los periódicos comprados, de que el gobierno haga lo que quiera e imponga.


En relación a los principios bíblicos:


La verdad: Hay una gran diferencia entre conocimiento y creencia, en mi caso actualmente creo, pero comprendo que mi creencia no puede ser impuesta ya que nada me asegura que yo sea el que tiene la razón. Las personas del Frente dicen que se les desea imponer una “Ideología de Género” cuando realmente ellos son los que desean imponer normas de comportamiento, las personas LGBTQ+ no desean imponer una ideología, sino vivir de acuerdo a lo que creen. Argumentar que imponen sus ideas al vivirlas, sería como decir que los católicos imponen una ideología por poner cruces en sus casas. La convivencia entre distintas formas de pensar es la esencia de una sociedad.


Diferencias entre el viejo y el nuevo testamento: Metiéndonos un poco más a las creencias bíblicas, me sorprende que se utilice como argumento cuando ni siquiera se ha leído la Biblia y en segundo que se utilicen pasajes específicos sacados de contexto. Es necesario comprender dos cosas, para opinar hay que leer, y el sacar de contexto una frase no quiere decir que eso sea la verdad absoluta. Existe una diferencia entre lo que fue escrito y lo que se comprende de un escrito, ya que cada persona cuenta con una serie de experiencias y conocimientos que influyen sobre su percepción e interpretación de la lectura. Hablando un poco sobre mi interpretación de la Biblia, siempre he creído que el Antiguo Testamento impone una serie de reglas sobre la humanidad para que pudiera ser formada una sociedad en la que las personas pudieran convivir, sin embargo, en el nuevo Testamento se muestra un nuevo modelo en el que las ideas no son impuestas sino que la convivencia proviene del amor por el prójimo, de aceptar las diferencias como una virtud siempre buscando lo mejor de los demás. El Nuevo Testamento viene a romper con la idea de los fariseos, aquellos que creían que por seguir las reglas estaban en lo correcto. Trasladándolo a tiempos actuales, usar una cruz o ir a misa no significa que eres un católico practicante, ser católico implica mucho más que eso, implica el amor al prójimo, por lo tanto, la mayoría de los católicos que se denominan practicantes podrían ser considerados los nuevos fariseos o los seguidores de reglas.


Sobre la Iglesia como institución y los preceptos del Papa: El último y el más retrograda de los argumentos del Frente es decir que el Papa les dijo que “lucharan por la familia”.


Considerar a una persona como el jerarca, es en primer lugar mandar nuestros aciertos o errores a un tercero, los alemanes decían “Hitler nos dijo”, y dentro de la misma Iglesia Católica, ¿Cuántas reformas no ha habido? ¿Cuántas veces se ha seguido a alguien más y se le ha echado la culpa? ¿y si la Iglesia cambia de opinión? De hecho, existen trabajos que demuestran que sociedades católicas cuentan con una mayor desigualdad, un menor crecimiento económico, y un menor desarrollo, ya que se acepta la jerarquía y el poder de unos cuantos. El modelo jerárquico de la iglesia traducido a política es considerado uno de los principales factores que explican el subdesarrollo de América Latina.


A partir de los argumentos mencionados con anterioridad podemos concluir que el Frente por la Familia no solamente es discriminatorio, sino ignorante e hipócrita. Si queremos que México se vuelva un país similar a aquellos desarrollados, que México se parezca más a los países escandinavos, que haya más innovación y emprendimiento, comencemos entendiendo que la base del crecimiento de una economía y una sociedad en la era del conocimiento son las nuevas ideas que surgen de la convivencia con personas que piensan diferente a nosotros. El país no necesita de imposición de formas de pensar, sino de la sana convivencia entre las mismas.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram

© 2020 by Latrenza.